Un hombre volvió sorpresivamente a su casa y encontró a su papá en la cama, con la que por entonces era su esposa.

Tremendo: Encontró a su padre en la cama con su mujer y lo echaron de la casa  Tremendo: Encontró a su padre en la cama con su mujer y lo echaron de la casa

Tremendo: Encontró a su padre en la cama con su mujer y lo echaron de la casa

Tremendo: Encontró a su padre en la cama con su mujer y lo echaron de la casa

Un hombre volvió sorpresivamente a su casa y encontró a su papá en la cama, con la que por entonces era su esposa.

El pasado 13 de noviembre, a Matías Villablanca le había salido un viaje de trabajo a Viedma, pero el colectivo se rompió y tuvo que postergar su pasaje. De regreso a su casa, encontró a su papá en la cama, con la que por entonces era su esposa, mientras sus dos nenas dormían a pocos metros de distancia.

La escena lo dejó helado, ni siquiera pudo gritar o abalanzarse sobre su papá. Mientras los infieles se subían los pantalones, Villablanca, de 35 años,  tomó a su pequeña de cuatro años y medio y con ella en brazos se dirigió a la Comisaría 24 a radicar una exposición policial.

Al volver a su hogar, ubicado en el barrio Luis Piedrabuena, Cipolletti, ya no pudo entrar. Le habían cambiado la cerradura a la puerta de ingreso; y hasta ayer aún no había podido retirar sus cosas.

El drama que relató no termina ahí, porque a sus hijas, la menor tiene seis meses, recién las pudo ver a principios de enero, en el Juzgado de Familia.

Ellas ya no viven en el que era su hogar, porque una jueza desalojó a su madre, con quien residen por ahora, las tres, en la casa de su abuela.

Villablanca accedió a un régimen de visitas, los martes y jueves, y un fin de semana de por medio, pero lamentó no tener un espacio físico donde ver a sus hijas y compartir el tiempo. “Ando a las vueltas, estoy en la calle”, sostuvo Matías; y reclamó a la Justicia que interceda a su favor porque él es el legítimo propietario de la casa, donde se quedó atrincherado su padre.

Padre usurpador

Matías no puede siquiera retirar sus pertenencias, porque su padre pidió una restricción de acercamiento en su contra. También le plantó un recurso de amparo que tuvo curso, para quedarse en la vivienda de Matías, ya que tampoco tiene dónde ir.

Padre e hijo compartían la propiedad cuando se desencadenó el drama familiar. “Yo no quise dejarlo solo y permití que viviese con nosotros, relata Matías, pero nunca imaginé que podía hacer algo así. Le brindé la confianza de mi familia y me pagó de esta manera. Mi viejo, el causante de todo este desastre, se atrincheró en mi casa y ahora no tengo un lugar donde estar con mis hijas”, lamentó.

Aseguró que tiene documentación a su favor que acredita su propiedad y el testimonio vivo de su madre, por quien solicitó a la Justicia que la llame a declarar.

Le juega en contra que la casa haya sido entregada por el IPPV a sus padres, cuando eran un matrimonio, pero aseguró que el juzgado civil interviniente desconoce la historia posterior, que la pareja luego terminó en un divorcio conflictivo y su mamá, al escapar de la vivienda, le donó a él, su hijo mayor, el 50% de la propiedad que ahora reclama para sí y sus dos hijas (el otro porcentaje sería de sus dos hermanos menores).

Matías necesita la casa para vivir con sus hijas

“Yo no quiero que estén a la deriva como yo, quiero que tengan un lugar y vivan conmigo”, manifestó Matías Villablanca respecto de sus hijas. Por eso quiere recuperar su casa y conseguir la tenencia de las nenas.

 “Quiero que la Justicia me escuche, porque hasta ahora ha escuchado una sola campana. Legalmente, yo soy el dueño de la vivienda; y lo que más me duele es no poder estar con mis hijas”, acotó. Tiene trabajo, aunque está con licencia, y sin techo fijo ni propio. Agradeció al Club Cipolletti y a una iglesia la mano que le dan para vestirse, comer y asearse.

Marche un ADN: ¿Quién es el papá de la bebita?

Matías Villablanca comenzó a sospechar cuando notó que su hija mayor esquivaba a su abuelo, y su ex mujer, en cambio, lo atendía en exceso, como si fuese él su marido. Tanto es así que, haciendo cuentas, no descartó que la pequeña de seis meses pueda ser fruto de la relación extramatrimonial que mantenía su ex mujer con Villablanca padre.

Por eso pidió un ADN. Mientras tanto, Matías está bajo tratamiento psicológico junto a su hija mayor.(LMCipolletti)

PUBLICADO EL 2/02/2017
POR INFOALLEN –MAIL: noticias@infoallen.com.ar

0 comentarios:

No Necesitas registrarte para dejar tu comentario. El mismo aparecerá publicado en unos minutos.