Edgardo Bauza tomó un fibrón verde y sobre las hojas blancas de una pizarra dibujó el habitual esquema 4-2-3-1 con el que la Argentina iba...

El ‘patón’ Bauza, ‘ultradefensivo’ para traerse un punto de Bolivia El ‘patón’ Bauza, ‘ultradefensivo’ para traerse un punto de Bolivia

El ‘patón’ Bauza, ‘ultradefensivo’ para traerse un punto de Bolivia

El ‘patón’ Bauza, ‘ultradefensivo’ para traerse un punto de Bolivia


Edgardo Bauza tomó un fibrón verde y sobre las hojas blancas de una pizarra dibujó el habitual esquema 4-2-3-1 con el que la Argentina iba a enfrentar a Chile. Minutos más tarde, en la extensa charla que tuvo hace un par de semanas en su visita a la nacion, pasó de página y bosquejó el esquema que tenía en la cabeza para trepar a La Paz: 5-3-1-1. Pero hizo una aclaración: la línea de cinco sería posible sólo si Javier Mascherano no recibía la segunda amonestación contra los chilenos. Si eso ocurría, el esquema alternativo sería el 4-4-1-1.

Suspendido Mascherano, el envase ya estaba definido. Ayer el entrenador, en la práctica vespertina en el predio de Ezeiza, confirmó los nombres. Los mismos que la nacion anticipó anteayer: Romero; Roncaglia, Musacchio, Funes Mori y Rojo; Enzo Pérez, Pizarro, Banega y Di María; Messi; Pratto. En total, serán siete modificaciones con respecto a la formación que venció 1-0 a los chilenos. Por suspensiones (Mascherano, Biglia, Otamendi e Higuaín), lesiones (Mercado y Mas) y estrategia.

La idea no tiene secretos: tomar precauciones, fortalecer las líneas, moverse en distancias pequeñas, cortar continuamente el juego y resistir. Pero, a la vez, tratar de no replegarse demasiado para no entregarle a Bolivia el remate de media distancia. Intentar llegar a los últimos 20 minutos con el marcador en cero. Las pretensiones ofensivas quedarán recortadas a pocos intérpretes: Messi suelto, Pratto como referencia arriba y los desenganches por afuera que puedan aportar Di María y Enzo Pérez. Paulo Dybala, recuperado, será una opción que esperará en el banco, como Alario, Marcone, Caruzzo y Pinola, los citados en las últimas horas del medio local.

El plantel viajará esta tarde rumbo a Santa Cruz de la Sierra, donde pasará la noche y mañana, tres horas antes del encuentro en el estadio Hernando Siles, se desplazará hasta la capital boliviana. La Argentina marcha tercera en las eliminatorias, que después de esta fecha ingresará en un largo paréntesis: volverá a jugar el 31 de agosto, en Montevideo, con Uruguay. Un empate en La Paz dejaría satisfecho a Bauza, con 4 puntos tras la doble fecha.

Si hubiese tenido a Mascherano, la ida de Bauza era copiar fielmente el plan que utilizó Alejandro Sabella, en 2013, cuando rescató un valioso empate 1-1 para seguir liderando la ruta hacia Brasil 2014. Aquella vez, el entrenador armó una línea de cinco defensores, tres volantes (Éver Banega marcó la igualdad), Messi suelto y Rodrigo Palacio como única referencia de punta.

PUBLICADO EL 27-03-2017
POR INFOALLEN – Mail: noticias@infoallen.com.ar



0 comentarios:

No Necesitas registrarte para dejar tu comentario. El mismo aparecerá publicado en unos minutos.