Con un paro de 120 horas del sector docente por segunda semana, y con la Justicia paralizada reclamando el pago total de los haberes de ma...

Por una protesta, Alicia Kirchner quedó encerrada durante 9 horas en la gobernación Por una protesta, Alicia Kirchner quedó encerrada durante 9 horas en la gobernación

Por una protesta, Alicia Kirchner quedó encerrada durante 9 horas en la gobernación

Por una protesta, Alicia Kirchner quedó encerrada durante 9 horas en la gobernación


Con un paro de 120 horas del sector docente por segunda semana, y con la Justicia paralizada reclamando el pago total de los haberes de marzo, Alicia Kirchner reconoció en una conferencia de prensa que no cuenta con fondos para cumplir con las obligaciones financieras básicas de la administración. "La provincia está en estado crítico", reconoció.

La imposibilidad de cumplir con el pago total de los haberes de diversos sectores estatales profundizó el malestar social. Después de la conferencia de prensa la mandataria no logró salir de la casa de gobierno, donde permaneció durante nueve horas después que un grupo de manifestantes se apostaron en los diferentes accesos del edificio. A las 3.55 la gobernadora se retiró del lugar por el acceso de la Jefatura de Policía, cuando ya no había gente en las calles que rodean la sede gubernamental.

La situación social de Santa Cruz se agrava día a día y ayer la jornada concluyó con una movilización frente a la casa de Gobierno donde la cuñada de la ex Presidenta permaneció hasta las 3.55. La manifestación aumentó su convocatoria en torno a la sede principal y edificios oficiales aledaños. A la gobernadora le ofrecieron salir del lugar entre oportunidades con la custodia, pero ella se negó, según confirmaron fuentes oficiales y decidió continuar en el lugar hasta que las calles quedaron vacías.

Después de las tres de la mañana la manifestación concluyó y la cuñada de Cristina Kirchner decidió dejar el edificio a las 3.55, desde el acceso lateral a la casa de Gobierno que es la jefatura de Policía. Cruzando la calle se encuentra la residencia de la gobernadora. Fueron nueve horas prácticamente, las que Alicia Kirchner estuvo sin poder salir de la gobernación por la manifestación de los trabajadores estatales.

La situación económica de Santa Cruz es el desencadenante de los paros, retenciones de tareas y movilizaciones masivas en la provincia. En los próximos días la mandataria provincial espera el ingreso de fondos para terminar de pagar los salarios de la administración pública. De la manifestación, también participaban padres autoconvocados que exigen el comienzo de clases, suspendido por el paro docente previsto para toda la semana.

Mientras las clases continúan sin comenzar, la secretaría de Trabajo dictó ayer la conciliación obligatoria al sector docente y Alicia Kirchner pidió "gesto de buena voluntad" al gremio al que se le hizo una oferta salarial del 3%. Esta semana realizan otro paro de 120 horas.

La gobernadora, en la conferencia de prensa que brindó ayer, admitió que las finanzas públicas continúan en estado "crítico" y reiteró que Santa Cruz "está quebrada". Indicó que para este año "la situación se complicó con la quita de reembolsos por puertos patagónicos, más el pago de créditos que se tomaron para cumplir con los aumentos de sueldo en gestiones anteriores".

Las palabras de Alicia Kirchner incrementaron el malestar de los gremios estatales que continuaban manifestándose afuera de la casa de Gobierno con presencia en todos sus accesos hasta las tres de la mañana aproximadamente.

Durante la conferencia de prensa la cuñada de la ex Presidenta señaló que le solicitó al ministro Rogelio Frigerio renegociar la deuda de 70 millones de pesos mensuales productos de unos créditos adquiridos por la gestión anterior.

"No se puede afrontar", enfatizó Kirchner y aseguró que en la Casa Rosada le aseguraron que se podrá "renegociar una parte, esto implicaba que de estos 70 millones que comenzaron a descontar los iban a devolver". El martes se firmaron los convenios respectivos y “se suponía que el miércoles me iban a devolver los 210 millones y ya no me descontarían más por un año, pero ese dinero aún no ingresó a las cuentas provinciales”. Así remarcó que con ese dinero “podíamos comenzar a pagarle a nuestros jubilados” y que no tiene una explicación acerca de la demora generada.

Alicia Kirchner sólo se dedica a pagar salarios y desde el año pasado, no logra hacerlo de forma completa mes a mes. Realiza una liquidación escalonada, hasta completar el pago total de toda la administración pública (el 48% de la población santacruceña). El déficit anual que afronta la gobernadora es de $ 6.200 millones y los números no logran mejorar. Por mes, necesita$ 1.497 millones para pagar los haberesde los empleados estatales ($ 537 millones para el sector pasivo, y $ 960 millones para el sector activo).

Llegar a fin de mes para cubrir los salarios es una de las principales dificultades de la gestión. Mes a mes, necesita asistencia de la Casa Rosada, que envía $ 300 millones como anticipo de la Coparticipación Nacional. La semana pasada el ministro Frigeriom se reunió con la funcionaria provincial para trabajar en un Programa de Financiamiento Sustentable.

La mandataria provincial debe iniciar una reforma política que incluye la Ley de Lemas, la misma que le permitió llegar a la gobernación sin ser la más votada. El principal desafío será el segundo pedido: reducir el gasto público. En este punto, el principal rojo financiero de Santa Cruz, es su caja jubilatoria, con un déficit anual de $ 2.500 millones.Este año de la ANSES Santa Cruz recibió $ 600 millones por la ley de reparación histórica.

PUBLICADO EL 04-04-2017
POR INFOALLEN – Mail: noticias@infoallen.com.ar



0 comentarios:

No Necesitas registrarte para dejar tu comentario. El mismo aparecerá publicado en unos minutos.