Tiene 41 años, cuatro hijos y no se atreve a salir de su casa. Padece un extraño tipo de neurofibromatosis.

Sufre de bullying por un raro desorden genético de su piel Sufre de bullying por un raro desorden genético de su piel

Sufre de bullying por un raro desorden genético de su piel

Sufre de bullying por un raro desorden genético de su piel


Tiene 41 años, cuatro hijos y no se atreve a salir de su casa. Padece un extraño tipo de neurofibromatosis.

Ser diferente o tener un aspecto distinto al habitual acarrea serios problemas a muchas personas alrededor del mundo. Es el caso de Rachael Reynolds que se ve obligada a soportar crueles insultos de gente que no conoce por su rara condición de la piel. Algunos le llegaron a decir que parecía que la hubiera mordido un cocodrilo.

Reynolds, de 41 años, vive en Yorkshire con sus cuatro hijos y su marido, Mike. Pero a veces se siente tan desprotegida e insegura que prefiere quedarse en casa y no salir a la calle.

Lo que tiene Rachael es neurofibromatosis tipo 1 (NF1), un trastorno genético del sistema nervioso que afecta la manera en que las células crecen y se forman. Eso provoca el crecimiento de tumores en los nervios que por lo general son benignos, aunque a veces pueden convertirse en cáncer.

La neurofibromatosis se puede heredar de los padres (como le ocurrió a ella) o puede deberse a una mutación en los genes. El tipo de Rachael provoca cambios en la piel y deformidades en los huesos. Suele comenzar en la infancia y a veces, los síntomas están presentes al nacer. No existe una cura aunque el tratamiento puede ayudar a controlar la sintomatología.

Ninguno de sus tres hijos biológicos Siobhan, James y Logan heredaron el trastorno, pero sí padecen los malos tratos que recibe su madre por su condición, al igual que Chloe, hija de Mike con una pareja anterior. "Pero no solo soy yo, mis hijos tienen que lidiar con los comentarios del público y de que la gente mire a su mamá, y ellos quieren pelear o quieren protegerme, así que es realmente hiriente para toda la familia", lamentó la mujer.

Los problemas de Rachael empezaron en la adolescencia cuando los bultos se hicieron más marcados. "La neurofibromatosis me hace sentir muy insegura y con baja confianza, a veces no puedo hablar con la gente y siento que no quieren hablar conmigo”, confesó a medios locales.

Reynolds recibió tratamiento láser para su condición e incluso convenció a su padre para que hiciera lo mismo antes de morir hace cinco años. Al no tener cura la NF1, la mujer dice que su condición empeoró a medida que envejeció. Que sus embarazos acentuaron los síntomas, cree que por las hormonas.

Para no sentirse aislada, creó una página en Facebook llamada “Neurofibromatosis Our World”, que tiene más de 700 miembros. En la presentación consignó: "Tengo 3 hijos y una hijastra, mi papá tenía NF tipo 1. De mis 3 hijos, creo que el más joven puede tener, aunque no estoy segura, tiene 5 años. He creado este nuevo grupo para ayudar a otros con neurofibromatosis. Tanto a los que la tienen o los familiares y / o amigos de alguien que la padezca. Para compartir historias buenas y malas, discutir sentimientos, etc. por favor siéntase libre de agregar tantos de sus amigos al grupo".

PUBLICADO EL 17-05-2017
POR INFOALLEN – Mail: noticias@infoallen.com.ar



0 comentarios:

No Necesitas registrarte para dejar tu comentario. El mismo aparecerá publicado en unos minutos.