A River les salió todo bien: ganó de visitante con buena diferencia y sin goles en contra; tuvo buenos debuts con Javier Pinola e Ignacio...

River sacó dos de ventaja en Asunción y encaminó el pase a cuartos River sacó dos de ventaja en Asunción y encaminó el pase a cuartos

River sacó dos de ventaja en Asunción y encaminó el pase a cuartos

River sacó dos de ventaja en Asunción y encaminó el pase a cuartos



A River les salió todo bien: ganó de visitante con buena diferencia y sin goles en contra; tuvo buenos debuts con Javier Pinola e Ignacio Scocco -anotó un gol-; recuperó a Marcelo Larrondo, con el mejor partido desde que se sumó en medio de los dramas de las lesiones; y tuvo un Augusto Batalla exacto y serio tras un tiempo de dudas sobre su capacidad para defender el arco del Millo.

Fue un 2-0 con tantos de Scocco y de Larrondo cuando el partido se iba. Ahora, los jugadores ya pueden irse de licencia y pensar en la pretemporada con la tranquilidad que el pase a cuartos está casi sellado.

River salió a jugar en Asunción como si fuera El Monumental. El manejo de la pelota, el control del juego y sobre todo las acciones lejos del arco de Batalla marcaron la pauta de la primera parte.

Ariel Rojas y Leonardo Ponzio se plantaron en el medio sin problemas, Nacho Fernández conducía todo a un toque y al Pity Martínez le faltó un poco más para que los ataques del equipo tengan más verticalidad. De todos modos, el equipo del Muñeco insinuó mucho en esos momentos y la acción de peligro merodeó el área chica con un Scocco que estuvo cerca varias veces.

Pero no bien se consumían los minutos, los locales empezaron presionar y a ajustar las marcas en el medio y el partido se fue acercando a la zona de Pinola y Luciano Lollo. Los dos centrales y Batalla, en un par de centros que le llegaron al arco, estuvieron firmes para que River no pase peligro y los paraguayos sólo tuvieran un manejo zonal.

Buenos momentos de Marcelo Palau y Rodrigo Bogarín, más las ganas de Antonio Marín le daban ese aire a un Guaraní voluntarioso.

Pero a los locales le duró poco ese viento a favor porque en una apilada del Pity, que acabó en tiro libre, Scocco que ya había mostrado olfato de gol se hizo patrón del disparo y con el favor de un desvío abrió el marcador del partido.

Cuestiones del destino: el día de su debut, Lucas Alario también hizo un gol, en la misma cancha en Paraguay y, también, se cortó la luz un rato. Lo cierto es que más allá de los momentos del partido, River había demostrado que estaba mejor que su rival y por eso la ventaja iba acorde a lo que pasaba en el desarrollo del juego.

Para el segundo tiempo, el planteo de los locales fue salir un poco más a presionar en la zona de salida de River y el juego empezó a moverse a espaldas de Ponzio y por delante de los centrales, siempre buscando la opción del juego aéreo.

La postura le daba a River la opción de la contra con mucho campo para correr y por eso cada vez que iba el local, el Pity tenía la llave para el segundo tanto. Aunque la más clara la tuvo el local con Epifanio García, que ya había avisado de cabeza, quedó mano a mano con Batalla y el 1 del Millo le ahogó el grito. River devolvió con una gran contra que pivoteó Larrondo y que Moreira desperdició con un disparo alto cuando tenía opciones mejores.

Los minutos finales fueron palo y palo. Nacho la sacó sobre la línea en un cabezazo paraguayo y en la contra Milton Casco corrió 80 metros para dejar sólo a Moreira que no pudo con Aguilar.

El Millo estaba cerca de estirar la ventaja y Guaraní buscaba la chance del empate. Larrondo fue el que puso el segundo luego de perderse una jugada muy clara. El delantero de cabeza cerró la historia para un resultado inobjetable y letal.

PUBLICADO EL 05-07-2017
POR INFOALLEN – Mail: noticias@infoallen.com.ar



0 comentarios:

No Necesitas registrarte para dejar tu comentario. El mismo aparecerá publicado en unos minutos.