Con el debate por la cláusula Cristina, los distintos sectores del peronismo ya avalúan posibles fórmulas para las presidenciales. "...

Lejos de la unidad, en el PJ ya hay danza de nombres para 2019 Lejos de la unidad, en el PJ ya hay danza de nombres para 2019

Lejos de la unidad, en el PJ ya hay danza de nombres para 2019

Lejos de la unidad, en el PJ ya hay danza de nombres para 2019


Con el debate por la cláusula Cristina, los distintos sectores del peronismo ya avalúan posibles fórmulas para las presidenciales. "Hay 2019" es el slogan de Rodríguez Saá.

Hoy faltan 555 días para mediados de agosto de 2019. Son los días que le quedan a un desmembrado peronismo para intentar unirse para enfrentar al oficialista Cambiemos en las (si la Casa Rosada no las deroga) futuras PASO presidenciales. Todo ese tiempo, escaso a esta altura, no sólo es para debatir nombres de candidatos, algo que ya comenzó en las sobremesas justicialistas. Es, más bien, en torno a la eventual cláusula "Cristina Fernández de Kirchner", que incluya o excluya del (re)armado del PJ a la ex Presidenta.

Con la reciente caída de imagen del presidente Mauricio Macri, daños colaterales de la guerra por la reforma previsional, cierto peronismo se permitió soñar con recuperar el poder el próximo año. A falta aún de postulantes oficializados, si bien ya hay danza de nombres, inesperadamente ya hay slogan: "Hay 2019", una máxima del gobernador de San Luis, Alberto Rodríguez Saá, que el kirchnerismo tomó como propia. "Al pueblo peronista le digo: hay 2019. Tenemos que trabajar, unirnos y tenemos que llevar una candidatura buscando el poder, no testimonial. Hay algunos compañeros que no lo entienden", reflexionó en FM La Patriada el puntano, quien superó su histórica pelea de una década con la ex mandataria.

La extraña reciente "kirchnerización" del puntano ya le está dando frutos. Desde su visita al Chaco, donde el anfitrión Jorge Capitanich juntó a otros intendentes del país más cercanos a Unidad Ciudadana que al PJ orgánico, como la matancera Verónica Magario, suena como cabeza de una posible fórmula. Fue su sobrino, Nicolás Rodríguez Saá, pionero en acercarse al kirchnerismo, en fogonear al gobernador, reincidente eleccionario, con el ex jefe de Gabinete cristinista como vice. Hasta suena la posibilidad, aún disparatada, de una Cristina Kirchner gobernadora de provincia de Buenos Aires. Un distrito al que hoy no le falta aspirantes PJ locales, como Martín Insaurralde o Fernando Espinoza.

Tal como publicó el diario La Nación, una estrella que recuperó su fulgor en el firmamento K es Agustín Rossi, a quien no pocos lo quieren en una dupla 100% cristinista con Axel Kicillof. Un revival de 2015 pre-baño de humildad. La duda es si la actual senadora avalará una interna, algo que le reclama, dos veces ya sin éxito, Florencio Randazzo. Tal vez de eso hablaron, si son ciertos los rumores, en la reunión de Cristina Kirchner con Alberto Fernández. En el Instituto Patria no desmintieron ni confirmaron el reencuentro con su ex Jefe de Gabinete.

Con la enmienda sin CFK, en el entramado justicialista continúan anotados el gobernador salteño Juan Manuel Urtubey, sin Plan B como hace dos años a falta de reelección en 2019, y un Sergio Massa que busca asociar su Frente Renovador al resto del espectro peronista. Pero después de amagues, como su foto con el titular del PJ bonaerense Gustavo Menéndez, marca la cancha. Desde Nueva York, donde vio a Rudolph Giuliani, más como debut de su estudio de abogados que como precandidato, envió la orden a su tropa de bajarse del encuentro de pasado mañana en la Universidad Metropolitana para la Educación y el Trabajo (UMET), que reunirá a kirchneristas con randazzistas. "El massismo de la Ciudad no va", adelantaban ayer en Tigre.

PUBLICADO EL 06-02-2018
POR INFOALLEN – Mail: noticias@infoallen.com.ar



0 comentarios:

Tu comentario aparecerá publicado en algunos minutos, dependiendo el tiempo de publicación, del horario en el que lo hayas escrito. No dupliques los mismos, dado que todos los comentarios quedan registrados en nuestros servidores.