Con salarios alicaídos por el efecto corrosivo de la inflación, los argentinos empezaron a enfocarse en los artículos de primera necesida...

LAS 12 CUOTAS: EL GOBIERNO QUIERE MASIFICAR EL PLAN, PERO "OTRAS RAZONES" LLEVAN A LA CLASE MEDIA A COMPRAR MENOS  LAS 12 CUOTAS: EL GOBIERNO QUIERE MASIFICAR EL PLAN, PERO "OTRAS RAZONES" LLEVAN A LA CLASE MEDIA A COMPRAR MENOS

LAS 12 CUOTAS: EL GOBIERNO QUIERE MASIFICAR EL PLAN, PERO "OTRAS RAZONES" LLEVAN A LA CLASE MEDIA A COMPRAR MENOS

LAS 12 CUOTAS: EL GOBIERNO QUIERE MASIFICAR EL PLAN, PERO "OTRAS RAZONES" LLEVAN A LA CLASE MEDIA A COMPRAR MENOS

Con salarios alicaídos por el efecto corrosivo de la inflación, los argentinos empezaron a enfocarse en los artículos de primera necesidad y tuvieron que resignar aquellos más prescindibles. Buena parte de la sociedad  actúa con estricta selectividad a la hora de consumir.

Según publica hoy  i Profesional, "los medios dicen 'no había que haberlo anunciado porque no va a funcionar'", se quejó Axel Kicillof, pero lo cierto es que el consumo se mantiene cuesta abajo por la incertidumbre que genera el alza del blue, la caída del empleo y la etiqueta de "default" que vuelve a pesar sobre el país.

El ministro de Economía, Axel Kicillof, señaló ayer domingo que el "Plan Ahora 12", lanzado por el Gobierno para que el público consuma con tarjetas de crédito, "vuelven las 12 cuotas sin interés de forma masiva a la Argentina".

Según el funcionario, esta iniciativa busca incentivar el acceso a los bienes para que "no se instale la incertidumbre" en la gente, pese a que "hay un género periodístico de ficción que arman para que la gente esté inquieta".

El plan Ahora 12 "no sé qué puede tener de malo; es como una especie de fracaso retroactivo, los medios dicen 'no había que haberlo anunciado porque no va a funcionar'", observó Kicillof en diálogo radial.

Cabe recordar que la inciativa oficial permite comprar electrodomésticos, indumentaria, calzado y marroquinería, motos, bicicletas, de todas las líneas de industria nacional en doce cuotas sin interés

Las tarjetas que participan son Mastecard, Visa, Argencard, Nativa, Cabal, Naranja, American Express, Nevada, Diners y Shopping. Lo mismo alcanza a los paquetes turísticos nacionales por vía terrestre.

El beneficio será aplicable los días jueves, viernes, sábado y domingo. "El plan sintetiza muy bien cuál es el objetivo inclaudicable de la Presidenta. Vamos a usar todos los instrumentos para que los influjos negativos del comercio que viene de afuera y la incertidumbre interna no se instalen", aseguró.

En otro orden, Kicillof remarcó que "los diarios opositores todo lo que ocurre se lo atribuyen a decisiones del Gobierno, inclusive si cae el sistema financiero internacional van a decir que fue por una resolución del Ministerio de Economía".

Además, se refirió a "el malhumor que generan esas malas noticias amplificadas o falsas" y dijo que "hay un género periodístico de ficción que arman para que la gente esté inquieta y tiene que ver con el año electoral. Me preocupa que no afecte los sistemas económicos".

"Hemos tenido una enorme acogida de los productores y fabricantes que han colaborado muchísimo con este plan, porque sirve para que el que vende y para el que compra, pero sobre todo para el país", agregó.

No es la falta de cuotas sino las malas perspectivas

Según coinciden en señalar los analistas en consumo, las fuertes caídas en ventas no tienen que ver exclusivamente con que haya menos planes de cuotas o con una retracción del salario real, sino con la nueva lectura de la realidad económica que hace la población.

"Cuando observan que hay más incertidumbre, enseguida toman sus precauciones y retraen consumos", explica a iProfesional Vicente Lourenzo, desde la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME).

En forma asociada con el litigio irresuelto con los buitres, otra de las cuestiones que genera intranquilidad tiene que ver con la suba del blue, que ya coquetea con los 14 pesos.

"El alza del dólar paralelo también tiene un claro impacto en el nivel de compras", indica Lourenzo.
Al consultar a los expertos sobre el impacto que produce el incumplimiento de deuda en buena parte de la población, éstos hacen referencia a una suerte de "efecto dominó".

Es decir, la cesación de pagos hace decaer el ánimo, que a su vez reduce las expectativas, lo que se traduce en menor consumo.

De acuerdo con estimaciones de la consultora Abeceb, de no resolverse el escenario de default, la Argentina cerrará un 2014 para el olvido: una baja del 3,5% del PBI, inflación anual del 41% y una retracción del consumo del orden del 3,8 por ciento.

Por cierto, en lo que se refiere al nivel de compras, los datos de los primeros meses de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) anticipan esta situación, con caídas de entre un 8% y 10% cada mes, con casi todos los rubros afectados.


0 comentarios:

Tu comentario aparecerá publicado en algunos minutos, dependiendo el tiempo de publicación, del horario en el que lo hayas escrito. No dupliques los mismos, dado que todos los comentarios quedan registrados en nuestros servidores.