Un policía sufrió heridas después de que explotara el arma que había guardado adentro de la cocina por “cuestiones de seguridad”.

Guardó el arma en el horno, su mamá lo prendió y se disparó Guardó el arma en el horno, su mamá lo prendió y se disparó

Guardó el arma en el horno, su mamá lo prendió y se disparó

Guardó el arma en el horno, su mamá lo prendió y se disparó

Un policía sufrió heridas después de que explotara el arma que había guardado adentro de la cocina por “cuestiones de seguridad”.

Un hecho insólito ocurrió en la ciudad de Córdoba, donde un policía escondió su pistola en el horno por "cuestiones de seguridad" y recibió un disparo de la misma arma cuando su madre prendió el aparato.

El hecho sucedió cuando un efectivo, de 22 años, dejó el arma dentro del horno y salió a bailar. Cuando volvió, cansado, se fue a dormir sin decirle a nadie que la pistola estaba guardada dentro de la cocina.

Al día siguiente, escuchó que su madre encendió el horno y rápidamente se levantó para avisarle. Pero cuando abrió la puerta la bala que estaba dentro del arma se disparó y lo hirió.

Como consecuencia de la explosión, el uniformado recibió lesiones leves en su rostro y en sus manos y debió ser internado, mientras que el arma quedó totalmente inutilizable.

PUBLICADO EL 05/12/2016
POR INFOALLEN – MAIL: noticias@infoallen.com.ar