Santa Fe se encuentra conmocionada por un cuádruple crimen de miembros de una misma familia. Marcos Feruglio, de 25 años, tenía al menos ...

Un joven de 25 mató parte de la familia de su ex en viviendas y horarios diferentes Un joven de 25 mató parte de la familia de su ex en viviendas y horarios diferentes

Un joven de 25 mató parte de la familia de su ex en viviendas y horarios diferentes

Un joven de 25 mató parte de la familia de su ex en viviendas y horarios diferentes

Santa Fe se encuentra conmocionada por un cuádruple crimen de miembros de una misma familia. Marcos Feruglio, de 25 años, tenía al menos dos denuncias por violencia de género radicadas en la comisaría de la mujer.

Una de las de las denuncias fue radicada en marzo de este año. Y la úiltima ayer, apenas un día antes de que el joven iniciara un salvaje raíd asesino que terminó con cuatro familiares de su exmujer muertos: los padres, el padrastro y su hermana adolescente.

"Era un mar de sangre". Así describió un perito las escenas del crimen que conmovió hoy a la capital santafesina. Para cometer los asesinatos, Feruglio (que sería empleado municipal y oriundo de la ciudad de Santo Tomé) utilizó una cuchilla de cocina y se movió a lo largo de la ciudad, buscando a sus víctimas.

Según la preliminar reconstrucción policial, Feruglio y su exmujer, Romina Dusso, de 20 años, se habían separado hace meses y desde entonces tenían conflictos en relación al dinero y a la tenencia de sus tres hijos, un varón de 4 y mellizas de un año y medio. La mujer le temía y por esa razón se había mudado de la casa de su madre, en Sauce Viejo, a la de su padre, en el centro de Santa Fe.

Feruglio habría asesinado primero a su exsuegra Claudia Oliva, de 44 años, y a quien era su pareja actual, Nicolás Strubia, de 39, en Sauce Viejo. Luego, se habría trasladado al edificio céntrico donde terminó de ejecutar su matanza. Allí acuchilló y mató a su exsuegro, de 45 años y a su excuñada, de 15 años. Además hirió a Romina y a la actual mujer de su padre, quienes fueron internadas en el Hospital José María Cullen. Los tres hijos de la expareja fueron testigos de la brutal escena, aunque no resultaron heridos.

Alertados por los gritos, los vecinos llamaron al 911 durante la madrugada. El hombre quedó detenido y la fiscalía ya pidió las pericias psiquiátricas. Aunque según investigadores, la premeditación de los hechos "expone un alto grado de lucidez para cometer los asesinatos".

PUBLICADO EL 24/12/2016
POR INFOALLEN – MAIL: noticias@infoallen.com.ar