En 2016 Río Negro transfirió $330 millones a hospitales y pagó horas extras y guardias por $950 millones


La reestructuración del sistema de horas extras y puntos de guardia que está llevando adelante el Gobierno Provincial responde a la necesidad de optimizar los recursos del sistema público de salud en función de un mejor aprovechamiento de los mismos.

Estos cambios no han afectado el normal funcionamiento de los hospitales, ya que se han mantenido las horas extras y las guardias necesarias para cumplir con este objetivo.

Precisamente, la Provincia a través del Ministerio de Salud continúa realizando una fuerte inversión en el sistema público de salud, con la transferencia de recursos y la compra de equipamiento ya sea con el presupuesto propio como con los recursos asignados a partir de la renegociación de los contratos petroleros en el año 2015.

Durante 2016 se transfirieron fondos para funcionamiento y reequipamiento a los hospitales con el Presupuesto de Salud por más de $333.000.000, mientras que se compraron equipos por más de $51.000.000 contabilizando los entregados y las compras en trámite actualmente.

En tanto, durante el 2016, el gasto en concepto de guardias, horas extras y complementarias alcanzó los $951.645.430, divididos en $408.100.765 para el sector nucleado en la Ley 1844 (mucamas, choferes, enfermeros y personal de mantenimiento, entre otros), y los empleados de la Ley 1904 profesionales de la salud, médicos, técnicos y enfermeros profesionales).

En tanto, en los dos primeros meses de 2017, las erogaciones por estos conceptos superaron los $183.000.000.

En virtud de los desfasajes producidos en las asignaciones y el exceso en estas erogaciones, de dispuso la reformulación de las mismas.

Por otra parte, el año pasado se produjeron 245 ingresos de personal de Salud Pública para reforzar los planteles de distintos hospitales y centros de salud. De ese total, 48 correspondieron a mucamas, choferes y enfermeros; otros 155 fueron profesionales de la salud y licenciados en enfermería y los 42 restantes en calidad de residentes.

“No podemos seguir gastando de la forma en que se hacía porque no hay forma de hacerle frente a esta erogación”, explicó el gobernador Alberto Weretilneck, indicando que “por ello, aquellas horas extras y puntos de guardia que no son imprescindibles tienen que ser ahorrados, porque ese dinero puede ser destinado a otros fines, como prótesis, tratamientos oncológicos derivaciones urgentes en avión, etc.”.

En diálogo con LU19, el Gobernador consideró que “no podemos seguir gastando casi $1.000.000.000 en guardias y horas extras. Si somos realmente serios debemos seguir con esta reestructuración”.

“Entiendo que los trabajadores hospitalarios estén molestos porque se les modifica el sueldo, pero las horas extras son una cuestión extraordinaria, que no forma parte del sueldo. Se hacen porque falta un compañero de trabajo, porque alguien está con licencia por tratamiento o porque falta una designación, pero no se pueden hacer porque hace falta más plata en el bolsillo”, sostuvo.

Haciendo un repaso de la situación actual del sistema público de salud, el Mandatario explicó que “los hospitales funcionan en forma normal. Más allá de algún paro anunciado que es más mediático que práctico o algún tipo de inconveniente en algún servicio, los 34 hospitales de la provincia están funcionando normalmente”, manifestó.

En tal sentido, ratificó que “el hecho que un día no vaya un médico o que haya inconvenientes en un servicio no significa que el hospital no funcione. Las operaciones se realizan con normalidad, se atienden los partos, se trabaja normalmente en los vacunatorios, los sistemas de emergencia, etc. No hay una salud pública en crisis o paralizada”.

Durante el 2016, el Ministerio de Salud transfirió a los hospitales un total de 184.419.671 para su funcionamiento, casi un 20% más de lo previsto inicialmente.

En tanto, para reforzar el sistema público de salud se invirtieron en medicamentos para diabetes un total de $2.095.879; en medicamentos oncológicos $29.373.164; en medicamentos generales $51.058.217; en materias primas para el Prozome $26.309.552; en descartables para diabetes $884.818, en descartables médicos $18.250.235 y en prótesis $14.142.213. El monto total supera los $142.114.078. Por otra parte, invirtieron $10.811.150 en equipamiento.

En tanto, el Ministerio de Salud adquirió con fondos de la renegociación de los contratos petroleros se adquirieron cuatro ambulancias tipo furgón, por un total de $6.754.000 y diez ambulancias de traslado por un total de $10.870.000, totalizando $17.624.800.

Asimismo, con fondos petroleros también se ha adquirido y se está adquiriendo equipamiento de imágenes por $33.460.954, totalizando la suma de $51.085.754.

Guardias y horas extras

Durante el 2016, el Gobierno de Río Negro abonó más de $950.000.000 en concepto de pago de horas extras y guardias en el ámbito de Salud Pública. En virtud de los desfasajes producidos en las asignaciones y el exceso en estas erogaciones, de dispuso la reformulación de las mismas.

El total abonado en 2016 en concepto de guardias, horas extras y complementarias alcanzó los $951.645.430, divididos en $408.100.765 para el sector nucleado en la Ley 1844 (mucamas, choferes, enfermeros y personal de mantenimiento, entre otros), y los empleados de la Ley 1904 profesionales de la salud, médicos, técnicos y enfermeros profesionales).

En enero de 2016 se pagaron $78.429.712, en febrero 66.375.942, en marzo $81.514.096, en abril $76.790.891, en mayo 73.652.760, en junio $82.383.184; en julio $79.478.651, en agosto $81.787.278, en septiembre $86.451.281, en octubre $77.993.802, en noviembre $85.070.119 y en diciembre $81.717.716.

Las erogaciones por guardias, horas extras y complementarias tuvieron un importante aumento este año, ya que en enero se liquidaron $97.195.886 y en febrero $85.861.382.

Esta situación, que incluía distintos desfasajes en la asignación de estas bonificaciones, derivó en una reestructuración del sistema, con el objetivo de optimizar el uso de los recursos públicos. Para ello se realizaron y se realizan auditorías en los hospitales, para analizar el funcionamiento de las mismas con un ahorro del orden del 20%. No obstante, se realizan constantemente las correcciones que se crean necesarias de acuerdo a los planteos realizados por los Directores de los hospitales.

Esta optimización de los recursos en el pago de estas asignaciones, sumado a las medidas de reestructuración del gasto público dispuestas por el Gobierno Provincial desde el 1 de marzo, han permitido la normalización del cronograma de pagos, que comienza este 1 de abril.

Esto es el resultado del esfuerzo de todos los rionegrinos, los trabajadores públicos y el Gobierno para normalizar las finanzas para poder tener previsibilidad.

Al respecto, el ministro de Salud de Río Negro, Fabián Zgaib, aseveró que “no estamos recortando, sino que estamos tratando de hacer el mejor uso de los recursos del Estado, que son de todos los rionegrinos”.

En cuanto a las horas extras y guardias, explicó que “había resoluciones con cupos desde hace muchos años, las cuales era necesario readecuar. Desde junio de 2016 venimos trabajando con los hospitales para esta tarea”.

“Se han auditado más de 20 hospitales de los 35 con el equipo de cada uno de ellos, trabajando en conjunto para compartir visiones con quienes están día a día en el hospital. Ello nos llevó a corregir algunas decisiones”, sostuvo en diálogo con LU18.

Recalcó que “se cubren todas las demandas de los hospitales públicos y no debería resentirse ningún servicio por la reestructuración de las horas extras”.
Recordó que “atendemos a toda la comunidad, con o sin obra social. Es tan importante el médico de guardia como la mucama, el chofer de la ambulancia, como el enfermero. Hay una clara decisión del Gobierno de la provincia de apoyar la salud pública. Hay situaciones que no son simpáticas, como los cambios en estas bonificaciones, pero hay que hacerlas porque el recurso del Estado hay que cuidarlo y evitar que se vaya por donde no corresponde”.

Insistió con que “la reestructuración de guardias y horas extras no debe afectar los servicios. Por eso se hicieron revisiones a las primeras medidas y se readecuó. No somos necios. Queremos que los hospitales sigan trabajando pero que los fondos se gasten bien”.

PUBLICADO EL 07-04-2017
POR INFOALLEN – Mail: noticias@infoallen.com.ar


0 comentarios: