Silvana Mabel Corso dirige una escuela inclusiva en el barrio de Villa Real,  a la que asisten unos 70 chicos con diferentes tipos de dis...

Argentina fue elegida entre los 50 mejores docentes del mundo Argentina fue elegida entre los 50 mejores docentes del mundo

Argentina fue elegida entre los 50 mejores docentes del mundo

Argentina fue elegida entre los 50 mejores docentes del mundo

Silvana Mabel Corso dirige una escuela inclusiva en el barrio de Villa Real,  a la que asisten unos 70 chicos con diferentes tipos de discapacidad provenientes de sectores vulnerables. La gran mayoría del alumnado, vive en “Fuerte Apache”.

Entre los 530 alumnos que asisten a su escuela, la Media N°2 "Rumania”, hay adolescentes con parálisis cerebral, síndrome de Down, trastornos del espectro autista, esquizofrenia y espina bífida; pero también hay algunas personas sin discapacidad que necesitan ir acompañadas, como las adolescentes madres que entran con sus bebés a las aulas porque no tienen con quién dejarlos en sus casas o dinero para pagar una guardería.

La gran mayoría del alumnado, además, vive en el barrio Ejército de los Andes, más conocido como “Fuerte Apache”, el populoso asentamiento que se encuentra del otro lado de la Avenida General Paz, en el partido de Tres de Febrero.

Corso da clases en la escuela desde hace 23 años, y  hace 10 años que asumió la dirección, momento en que la escuela  abrió sistemáticamente sus puertas a la discapacidad.

Su hija Cata y el nacimiento del proyecto

“En el 2000 tuve a Cata, que nació con parálisis cerebral severa, porque se asfixió con el cordón, y a partir de mi experiencia con ella, que vivió hasta los 9 años, me interesé por el gran misterio de cómo aprende una persona tan limitada y cómo lo comunica, porque ella con su sordoceguera y cuadriplejía aprendía cosas como expresar su estado de ánimo o con quién se sentía más cómoda”, contó Silvana.

“Yo pensé entonces: 'si hay aprendizaje, puede estar un ámbito común, que es el mejor lugar', y la llevé al jardín, lo que le devolvió su condición de persona y eso me demostró lo que puede una escuela”, agregó.

'Hablan mal de La Rumania porque estamos nosotros’

Por otro lado, señaló que para los alumnos representa “la posibilidad de reivindicar y visibilizar  la escuela a la que vienen”.

“Ellos siempre nos dicen 'hablan mal de La Rumania porque estamos nosotros, pero nadie viene a conocerla', y esta es la posibilidad de reivindicar su escuela, de agrandarse, y eso es maravilloso”, dice Corso.

1.000.000 de dólares

El ganador del Global Teacher Prize se conocerá en marzo próximo y el premio consiste en un millón de dólares para el único ganador.

De ganar el premio mayor, Corso asegura que lo invertirá en mejoras edilicias y mobiliario para la escuela, así como también para crear una fundación “para chicos como Cata, que no tengan obra social o recursos para pelear por sus derechos”.

PUBLICADO EL 15/12/2016
POR INFOALLEN –MAIL: noticias@infoallen.com.ar