Los estados de ánimo de los ciudadanos son en estos momentos como un polvorín. Las emociones se disparan y cada persona las manifiesta...

VIVIR EN CUARENTENA: CÓMO GESTIONAR EL ENCIERRO VIVIR EN CUARENTENA: CÓMO GESTIONAR EL ENCIERRO

VIVIR EN CUARENTENA: CÓMO GESTIONAR EL ENCIERRO

VIVIR EN CUARENTENA: CÓMO GESTIONAR EL ENCIERRO


Los estados de ánimo de los ciudadanos son en estos momentos como un polvorín. Las emociones se disparan y cada persona las manifiesta a su manera, pero hay unos patrones comunes.

Si duda, no es lo mismo tener limitados los movimientos por un estado de alerta, que quedar confinado por prevención o entrar en cuarentena para pasar la enfermedad.

Lo mas importante es entender que el aislamiento hay que cumplirlo con total responsabilidad social, por el bien propio y del resto de la sociedad.

Es complicado evitar el pánico colectivo, porque el alerta sanitaria nos provoca incertidumbre, por lo que las personas experimentan reacciones emocionales y conductuales inesperadas.

El coronavirus obliga a adaptarse a situaciones que pueden cambiar en cuestión de minutos, lo que  genera un aumento del estrés. Todo esto dispara la irritabilidad, los nervios y el cansancio, incluso antes que comenzara la cuarentena.

El desconocimiento y la aparición de información contradictoria, provoca confusión. Por eso es importante informarse en sitios oficiales o medios de comunicación serios que reproduzcan estos partes ofrecidos por autoridad competente.

Hay que centrarse en el momento presente, en lo que conocemos hasta ese momento e intentar adaptarnos a ello. Asumir que hay muchas cosas que no dependen de nosotros e intentar ser optimistas. Cumplir correctamente con las reglas de higiene y el  aislamiento social a conciencia, suma posibilidades de pasar esta pandemia.

Como convivir en familia


Las personas naturalmente habituadas a vivir en soledad, sienten un poco menos el aislamiento, pero en los casos donde muchos deben confinarse bajo un mismo techo, la cosa puede complicarse un poco más.

Es importante prefijar cada día las tareas familiares, para saber cuando nos levantamos y a qué vamos a dedicar el tiempo. Ayuda mucho  mantener todas las rutinas y hábitos que sean posibles: mantener horarios de comidas y sueño, llevar una alimentación equilibrada, ejercitarse, etc.

Fijar acuerdos sobre el uso de los espacios comunes y respetar los horarios y costumbres de las personas con las que convives y con las que ahora se va a pasar mucho más tiempo de lo que es habitual, ayuda a una mejor interacción.

Establecer horarios


Se hace imprescindible planificar el tiempo: establecer un horario para que los niños hagan las tareas escolares, y el horario de los adultos que pueden mantener su actividad laboral desde casa.

Es importante también planificar momentos de ocio y actividades lúdicas entre todos, como juegos de mesa o ver películas en familia, sin olvidarnos de aquellas actividades que cada uno quiere hacer por separado.

Aquellos que se lo puedan permitir, es bueno acordar un espacio para refugiarse, cuando nos sintamos nerviosos o irritados. En este lugar, los demás miembros del grupo familiar nos van a dejar tomarnos nuestro tiempo hasta que baje el malestar.

Aprovechar el tiempo


Los expertos en sicología recomiendan no abusar de tareas poco enriquecedoras, que nos hagan tener la sensación de pérdida de tiempo, como lo es estar ‘enganchados’ a aparatos electrónicos consultando constantemente las redes sociales, viendo TV sin medida o jugando a videojuegos horas y horas.

Tareas pendientes


Es positivo pensar que este período de aislamiento puede servir para realizar tareas pendientes, que por falta de tiempo nunca se hicieron: lecturas, ordenar el placard, aprender a tocar un instrumento musical, pintar la casa, y cosas por el estilo.

Y si la salud lo permite, una forma de ocupar el tiempo es dedicarlo a una limpieza general de la casa o para arreglar algo que esté roto.

Acercarnos de la mano de las nuevas tecnologías


Las video llamadas puede resultar muy útiles en esta cuarentena, para mantenernos conectados con nuestros seres queridos. Este tipo de recursos,  nos ayudará a su vez a manejar los sentimientos de soledad, sobre todo en el caso de personas que viven solas o están alejadas de su red social.

Mimo con los mayores


Si las personas obligadas al aislamiento son mayores, la ayuda de los seres queridos es fundamental. Hay que asegurarse de que están cuidando la alimentación, de que se toman los medicamentos tal y como su médico les indica, etc. Fuente La vanguardia

PUBLICADO EL: 05-04-2020
E-Mail: noticias@infoallen.com.ar