El juicio por abuso contra el dirigente de la Fruta, Rubén López, y el exjugador de Boca, Luis Abramovich, comenzó ayer con algunos altib...

Continúa el juicio a Rubén López pese a que la víctima no será parte del juicio por miedo Continúa el juicio a Rubén López pese a que la víctima no será parte del juicio por miedo

Continúa el juicio a Rubén López pese a que la víctima no será parte del juicio por miedo

Continúa el juicio a Rubén López pese a que la víctima no será parte del juicio por miedo

El juicio por abuso contra el dirigente de la Fruta, Rubén López, y el exjugador de Boca, Luis Abramovich, comenzó ayer con algunos altibajos para la defensa: la víctima desestimó seguir en la causa y el tribunal de juicio, por unanimidad, pese a ello decidió que el debate debía continuar.

A los dos se los acusa del delito de abuso sexual con acceso carnal agravado por la participación de dos o más personas. La libertad de López dependerá de lo que se defina en este juicio ya que en noviembre del año pasado fue condenado a 2 años y medio de prisión por haber abusado de una empleada doméstica.

López y Abramovich llegaron a primera hora. Se los vio a ambos cabizbajos y en silencio. Pocas palabras entrecruzaron con sus abogados. Abramovich se sentó junto a sus defensores particulares, Pablo Iribarren y Oscar Pineda, y López lo siguió al lado de su abogado, Guillermo Oviedo. Apenas se inició el juicio se debatió sobre la posibilidad de desestimar la causa ya que la víctima envió un escrito para poner en conocimiento a las partes que “no quería seguir adelante”. Lo hizo a través de su querellante, Pablo Barrionuevo.

“Quiere continuar con su vida y pidió no seguir adelante con el juicio. Tiene temor a la exposición, teme que tome estado público su nombre y eso es lo que más le preocupa”, indicó su abogado, Barrionuevo. (Ver aparte)

El tribunal, presidido por Marcos Burgos y los vocales Laura Vitale González y Marcelo Gómez, pidió un cuarto intermedio de media hora para definir la situación. Apenas volvieron a la sala de audiencia expresaron su decisión: “El juicio va a continuar”

La primera en declarar fue la prima de la denunciante. Su declaración fue clave ya que contó detalle de lo que pasó la madrugada del 20 de noviembre de 2016 cuando su prima fue presuntamente abusada. Antes de comenzar a dar su versión sobre lo sucedido aquella madrugada había pedido dar su testimonio sin la presencia de los imputados por miedo a represarías, pero el tribunal no hizo lugar a su pedido.

La testigo comenzó diciendo que esa noche trabajó junto a su prima en la peña de Boca en la Ponderosa de Fernández Oro y que de ahí se fueron en la camioneta de López a un céntrico pub cipoleño. Agregó que “no sabe cómo llegaron a la casa del dirigente”. En todo momento señaló que “había tomado mucho”, que “le llamó la atención que tan rápido se puso borracha” y que “a su prima la vio fuera de sí, como ida”.

Cuando le preguntaron qué paso cuando llegaron a lo de López declaró: “Yo estaba muy descompuesta y me fui al baño. Después entré a la habitación y los vi a todos desnudos. Mi prima estaba teniendo relaciones sexuales con un hombre de barbita, mientras Abramovich y López la tocaban” y agregó: “En un momento escuché que López le gritó “¡Dale pendeja! ¡Apurate, tocame!”. Concluyó diciendo: “A mi prima la estaban abusando los tres -por López, Abramovich y el hombre de barbita- la estaban tocando porque ella no estaba en sus cabales. Para mí eso es abusar de alguien”.

Ayer también declaró un tío de la víctima, que dijo que unos días después se enteró de lo sucedido a través de la madre de la prima de ella, y una médica auditora de la Obra Social de Camioneros que fue la que asistió a la chica en un primer momento. Aseguró que “la vio muy angustiada, que se resistía a que revisen” y que “estaba muy confundida”.

El tribunal le dio la razón a la Fiscalía

El tribunal, integrado por Marcos Burgos, Laura Vitale González y Marcelo Gómez, falló a favor de la Fiscalía: el juicio continuará a pesar que la víctima no desee ser parte.

La querella, representada por Pablo Barrionuevo, fue excluida luego de presentar un escrito donde exponía la decisión de la víctima de retirarse de la causa. “Quiere continuar con su vida y pidió no seguir adelante con el juicio. Tiene temor a la exposición, teme que tome estado público su nombre y eso es lo que más le preocupa”, indicó su abogado, Barrionuevo.

Por una unanimidad, los magistrados aceptaron su solicitud y en simultáneo admitieron que la Fiscalía siguiera sola con el caso.

Antes de conocerse la decisión del tribunal, los defensores, tanto de Abramovich como de López, pusieron el grito en el cielo: “Desde febrero de este año que la víctima está manifestando que no quiere seguir y la siguieron sometiendo”, sostuvo Guillermo Oviedo, defensor particular de López. Después recordó las palabras que esgrimió el juez Guillermo Baquero Lazcano en la audiencia de control de acusación: “Si la víctima no declara, la Fiscalía pierde el caso”, señaló el juez en ese entonces.

Todos los defensores -Oviedo, Iribarren y Pineda- coincidieron en que “el derecho a la defensa” y “el debido proceso” se veía seriamente afectado ante la ausencia de la víctima ya que no iban a poder preguntarle qué fue lo que pasó esa noche. En contraposición, la fiscal Eugenia Vallejos, subrayó que “no afecta en nada que la joven cipoleña haya decidido retirarse de la causa”.

Cruces entre los peritos

La audiencia se reanudó a las 15 con los testimonios de dos peritos, y de una psicopedagoga de la Oficina de Asistencia a la Víctima (OFAVI).

En primera instancia declaró la perito de parte Patricia Martínez Llenas -psicóloga- quien criticó al perito oficial y aseguró que fue “una falta de respeto” cómo se trató a la joven, por la “cantidad” de tests que le realizaron. “Ni siquiera a los victimarios se le realizan tantos exámenes”, expresó. Indicó que la víctima tenía indicios de un estado postraumático.

Luego se escuchó al perito oficial Sergio Blanes Cáceres -psicólogo- quien aseguró que todos estuvieron de acuerdo sobre los tests a realizar. Dejó entrever que no habían indicios postraumáticos que pudieran tener relación con un posible abuso sexual.
Para cerrar la primera jornada declaró Mariana Ruiz, de la OFAVI, quien admitió que en la último encuentro que tuvieron, la joven dejó clara su intención de “terminar” con el proceso y la causa.
“Tiene temor a la exposición (...) teme que tome estado público su nombre y eso es lo que más le preocupa”. (Río Negro)

PUBLICADO EL 07-08-2018
POR INFOALLEN – Mail: noticias@infoallen.com.ar



0 comentarios:

Tu comentario aparecerá publicado en algunos minutos, dependiendo el tiempo de publicación, del horario en el que lo hayas escrito. No dupliques los mismos, dado que todos los comentarios quedan registrados en nuestros servidores.